La mujer sensual

6 de marzo de 2006

"La mujer sensual tiene los ojos hundidos, las mejillas descoloridas, transparentes las orejas, apuntada la barbilla, seca la boca, sudorosas las manos, quebrado el talle, inseguro el paso y triste todo su ser. Espiritualmente, el entendimiento se oscurece, se hace tardo a la reflexión; la voluntad pierde el dominio de sus actos y es como una barquilla a merced de las olas; la memoria se entumece. Sólo la imaginación permanece activa, para su daño, con la representación de imágenes lascivas, que la llenan totalmente. De la mujer sensual no se ha de esperar trabajo serio, idea grave, labor fecunda, sentimiento limpio, ternura acogedora".
(Texto del Padre García Figar en “MEDINA”, revista de la SF, número del 12 de Agosto de 1945).

Blond girl on a bed
Lucian Freud

3 secretos:

ojhala dijo...

mmmm... que gusto: yo quisiera ser esa barquilla a merced de la corriente!!

1 beso!

Corso dijo...

En muchos aspectos la sociedad, básicamente desde que existe la Iglesia, que no la religión, católica, ha experimentado un retraso significativo en muchos aspectos, pero sobre todo en la sexualidad. Los antiguos griegos eran amantes de las formas sensuales que adornan el cuerpo de una mujer (y en aquella época también eran amantes de los mismos atributos en el hombre), es decir amaban la belleza.

Desde que el puritanismo se ha adueñado del pensamiento social, la belleza ha pasado de ser adorada a ser demonizada.

Eduardo dijo...

Triste destino de la mujer sensual, y qué agudeza la de nuestro Padre, que seguro es gran conocedor de toda sensualidad...

Irónicos abrazos.